viernes, 8 de julio de 2016

CORTES DE LUZ





Es de público conocimiento que en nuestro país se producen constantemente cortes de luz a lo largo de todo territorio, pero especialmente resulta más acentuado en Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 
Señor Usuario, usted puede reclamar si debido a estos cortes ha sufrido algún perjuicio ya sea en su salud, en sus artefactos del hogar, gastos extraordinarios, etc. 
En este artículo les comentaré 4 casos elegidos al azar de los muchos que hay, que resultan interesantes y alentadores, si usted considera que no vale la pena iniciar una acción judicial.
Además algunos consejos a tener en cuenta por si llega a sufrir estos cortes casi siempre inesperados y lamentablemente muy común en la vida diaria de la Argentina. 
Por último una reflexión y por supuesto desde ya los invito a compartir este artículo si les ha resultado útil.  



Cuatro Casos Ganados contra las Empresas suministradoras de Energía



En el fallo BREGA OSVALDO GABRIEL C/ EDENOR S.A. S/ DAÑOS Y PERJUICIOS de fecha 24 de abril de 2013 el actor reclamó dado que debido a un corte de luz padeció daños en una computadora y fallecieron las mascotas de su acuario. El reclamo se hizo contra EDENOR por daños materiales y daño moral. El corte se había producido durante 4 días en el año 2008. La justicia le reconoció el daño material y condenó a pagar una suma por la reparación de la computadora y las bombas de la pecera. Asimismo hizo lugar al reclamo por daño moral diciendo que “No encontrándose controvertido el corte de suministro de energía eléctrica y la incidencia que tiene dicho recurso sobre la cotidianeidad del funcionamiento de un hogar, paréceme claro que tiene la aptitud como para provocar en la víctima una verdadera mortificación del ánimo o pérdida de su tranquilidad resultando suficiente para tener por acreditado el daño, más aún si se tiene en consideración que el corte provocó la pérdida de las mascotas del accionante como se pone de relieve en la sentencia. Teniendo en cuenta las circunstancias del caso, aludiendo a las zozobras y molestias espirituales que le causara la sucesión de reclamos y trámites a los que se vio obligado para conseguir el reconocimiento de sus derechos, así como los padecimientos presumibles debido a la incidencia de la prestación indebida del servicio en su vida, estimo adecuada la cantidad en la que lo justipreciara la Jueza de primera instancia, en ejercicio de la facultad conferida por el art. 165, in fine , del Código Procesal.”


En el fallo UAZZI CRISTINA MABEL  Y  OTROS  C/   E.D.E.N. EMPRESA DIST. DE ENERGIA NORTE  S/  DAÑOS  Y  PERJUICIOS  .IM¬CUMP. CONTRACTUAL de fecha 5 de febrero de 2009. Los actores reclamaron daño moral a raíz del corte del  servicio  de  energía eléctrica en el inmueble que habitaban producido durante el lapso transcurrido  entre el 14 y el 20 de marzo de 2006 debido a que se equivocó al retirar el medidor.
El juez sentenciante en este caso les otorgó el daño moral teniendo en cuenta que “De acuerdo a tales parámetros, considero que encontrarse privado de un servicio público esencial como el referido a la energía eléctrica, durante un lapso de siete días, con los innumerables  inconvenientes que ello acarrea, al no poder utilizarse los artefactos  más elementales para disfrutar de un básico nivel de vida: no pudiendo el grupo familiar  contar con luz en las horas nocturnas, ni con heladera para mantener  los alimentos y bebidas, ni con los cotidianos esparcimientos  que  reportan los aparatos de televisión, audio y video, entre muchos otros inconvenientes (imposibilidad de usar máquinas de coser, planchas,  secadores de cabello, afeitadoras, multiprocesadoras,  etc.). A ello debe sumársele la lógica desazón que  genera  el desamparo del simple usuario frente a la  gran  empresa que,  en  forma absolutamente incausada e intempestiva, decide sin previo aviso y en ausencia de los moradores, retirar de la vivienda el medidor del consumo, generando en el barrio la falsa idea de  que  los  accionantes eran deudores en el pago del servicio interrumpido.”


En el caso "ARNAUDO DANIEL ANGEL C/ EMPRESA PROVINCIAL DE ENERGIA DE CORDOBA (EPEC) Y OTRO –RECURSO DE APELACION EXPED. INTERIOR (CIVIL)” del 15 de Septiembre de 2015, el actor reclamaba por daños en distintos  artefactos electrónicos de su hogar, producidos por una suba de tensión eléctrica, producida a su vez porque hubo una tormenta que provocó la caída de un árbol que se encontraba dentro de la propiedad del actor, sobre los cables de tensión.  La demandada por su parte pretendía exonerarse de responsabilidad alegando “caso fortuito”, a lo cual no se le hizo lugar dado que se consideró que la empresa EPEC debió prever y pudo prever esta situación que no estaba fuera de su ésfera de conocimiento, y la condenó a pagar los daños materiales.
Entendió el juez interviniente que “Siendo ello así, entendemos que la empresa EPEC debió haber previsto luego de la tormenta acaecida el día 15 de octubre un adecuado control en la zona afectada para evaluar los potenciales riesgos en las líneas del suministro de energía eléctrica, en cuyo caso podría haber adoptado las medidas necesarias para prever la caída del árbol, aun cuando estuviera ubicado en un terreno de propiedad privada, y el potencial peligro que ello representaba de acaecer sobre los cables de luz, para dar una solución a los reclamos de sus consumidores. De hecho, de las propias testimoniales de los empleados de la empresa apelante surge que constataron que el árbol era un eucalipto y que estaba caído sobre la línea.”


En el caso “URIA LOSAS BALBINA C/ EDESUR S.A. S/ DAÑOS Y PERJUICIOS” de fecha 11 de febrero de 2016. En este caso la actora tenía 56 años cuando se produjeron los cortes de luz y vivía en un primer piso. En interesante este caso dado que si bien se rechazó el daño punitivo, se otorgó el daño material y moral; en este caso no hubo daños en ningún artefacto del hogar, si no que el daño material se refiere a los gastos extras en que debió incurrir esta señora debido a los cortes de luz. Al conceder el daño moral el juez dijo “Corresponde confirmar la partida asignada en concepto de daño material pues es preciso admitir el incremento de gastos que significó en la vida de la actora el corte de la energía, en particular, por cuanto ello comporta la necesidad de realizar pequeñas erogaciones extras para satisfacer los requerimiento de la vida cotidiana, entre otros, la adquisición de alimentos ya preparados, el reemplazo de alimentos perecederos, la provisión de materiales sustitutivo de la energía faltante, y demás perturbaciones con consecuencias económicas”.


Qué hacer ante un corte de energía?

Se debe reclamar ante EDENOR o EDESUR, según corresponda y al ENRE, que es el Ente Regulador de Energía; con número de cliente y es recomendable tener agendado los días de corte y el horario en que se ha mantenido dicho situación.
Si realiza reclamos telefónicos debe tomar nota de la hora, día, nombre del operador y número de gestión.
En el caso de que haya daños se deben conservar las facturas de gastos, compras, reparaciones, fotografías, videos, etc.  
Pasados los 10 días sin respuesta queda habilitada la vía judicial en donde se podrán reclamar todos los daños y perjuicios provocados.


Para Pensar

Sr. Usuario no es suficiente el hecho de que no podamos elegir qué empresa de energía queremos contratar y encima debemos soportar sus descarados y abusivos incumplimientos?


Si tiene alguna duda sobre este tema, no dude en preguntar, con gusto responderemos su inquietud. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario