miércoles, 21 de octubre de 2015

Mi ex no me pasa los alimentos

Seguramente habrá escuchado reclamos de sus amigas o conocidas quejándose porque han hecho juicio de alimentos y el padre de los nenes, no cumple.
O porque no les pasa nada de dinero, o lo hacen cuando quieren.

Hay distintas vías para obtener el pago de la cuota alimentaria. Una de ellas es la mediación aunque muchas veces resulta infructuosa esta vía dado que depende mucho de la voluntad del alimentante, que puede no asistir a los encuentros o hacerlo sin asistencia letrada y esto hace que no se pueda llegar a un acuerdo. Otra vía es el juicio de alimentos. Pero no siempre el alimentante cumple con lo ordenado por el juez.


¿Qué hacer en estos casos?


A propósito de este tema ha salido un fallo en la provincia de Neuquén, la actora había solicitado alimentos, hubo sentencia pero no se cumplió con la misma, por lo que el juez ordenó el embargo del sueldo en un porcentaje. Aun así la empresa no cumplió con este mandato así que el juez declaró a la empresa donde trabajaba el demandado, solidariamente responsable de este pago. 

Esto significa que una vez ordenado el embargo del salario, si no cumple con las cuotas, usted puede iniciar una acción directamente contra el empleador para que se paguen las cuotas.  Luego el empleador deberá repetir dichos pagos contra su empleado.

Pero lo importante es que usted sepa que hay varios caminos para lograr el pago de las cuotas alimentarias.



Puede ocurrir también que el padre de los chicos no trabaje de modo que no cuente con los medios suficientes para pasar alimentos.



Cuidado acá Abuelos!

El art 537 y el 668 los hace responsables en forma subsidiaria del pago de alimentos si el obligado no puede cumplir. Esto ya se venía poniendo en práctica en los juzgados de familia pero es muy positivo que se haya receptado en la reforma. Se puede pedir alimentos al padre y abuelos en el mismo procedimiento, luego conforme lo que se pruebe en el expediente el juez decidirá, quien pagara las cuotas y el monto de las mismas.

Es tal vez a simple vista injusto que los abuelos deban asumir esta carga, pero es más injusto que los menores asuman las consecuencias de los actos de los adultos, no se debe perder de vista el interés superior de niño, y más en algo tan básico y a la vez fundamental como lo son Los Alimentos. De hecho el proceso de alimentos justamente por el carácter de urgente que tienen es uno de los que tramitan con mayor celeridad en nuestro país.



Siempre cabe la opción de la denuncia penal según la ley 13.944 de Incumplimiento de los deberes de Asistencia Familiar. El art. 1 dice lo siguiente: “Se impondrá prisión de un mes a dos años o multa de setecientos cincuenta a veinticinco mil pesos a los padres que, aun sin mediar sentencia civil, se substrajeren a prestar los medios indispensables para la subsistencia a su hijo menor de dieciocho años, o de más si estuviere impedido.”


Cuando les comentaba más arriba sobre la posibilidad de embargo del salario del demandado quedó claro que esa opción sería viable dentro del juicio de alimentos, pero en este caso no hace falta sentencia judicial para poder realizar la denuncia.  Según el caso particular de cada uno de ustedes esto puede ser muy útil.

Otro tema y que no debe confundirse con la denuncia penal es el Registro de Deudores Alimentarios Morosos. Esto se utiliza para cuando ya hay una sentencia o un acuerdo homologado judicialmente. Se creó por Ley 13.074.

¿Cómo funciona? Supongamos que hay una sentencia y el demandado no paga por tres meses (plazo mínimo que exige la ley si son seguidos o cinco meses alternados) su abogado solicita al juez que ordene la inscripción en dicho registro hasta que el deudor cumpla con el crédito. La inscripción en dicho registro provocará que el deudor no pueda renovar licencia de conducir, no pueda habilitar un comercio, no pueda obtener créditos, prestamos, tarjetas de crédito, etc.


Nótese que son muy variadas las alternativas para exigir el cumplimiento, a veces he notado que muchas personas, en especial las mamas prefieren no iniciar el proceso de alimentos por temor a iniciar algo y luego verse frustradas por haber gastado tiempo y dinero y luego no obtener los resultados esperados. Otras tantas veces el deudor es amenazante y amedranta de tal forma que les hace creer que no poseen derecho a pedir nada.  Esto no es así, primero porque ese derecho recae sobre sus hijos, ellos son los sujetos de derecho de esos Alimentos y la ley si bien a veces es débil en otros temas, no lo es en cuanto a este tema. Nos brinda muchas normas, herramientas para obtener el cumplimiento y sanciones ante el incumplimiento.  


Depende de usted, hacer uso del Derecho y Defender a sus hijos.


Los invito a realizar sus comentarios y suscribirse al boletín para recibir nuestras novedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario