viernes, 30 de octubre de 2015

Delitos Informáticos: Qué hacer? Dónde denunciar?


Las redes sociales suelen ser muy útiles si les damos un buen uso, pero a veces se las utiliza para dañar a otros, a través del acoso digital, porno venganza, amenazas, injuriando o calumniando a otros, o para efectuar estafas de distinta índole, etc.

Es una forma de violar derechos personalísimos de raigambre constitucional  tales como: el derecho a la intimidad, al honor, a la imagen.


Algunos de los delitos que se pueden cometer abusando de las redes y la tecnología son los siguientes:

1) La injuria, que es la ofensa genérica al honor ajeno; que puede ser a la honra de la persona, es una lesión al derecho que tienen las personas a que los terceros respeten las cualidades que ellos le asignan a su personalidad. O bien puede ser una ofensa al crédito de la persona, es una lesión al derecho de las personas a que no se perjudique la opinión que sobre su personalidad tengan o puedan tener los terceros. Afectan la fama o reputación.

    2) La calumnia, que se encuentra regulada en el artículo 109 del Código penal, siendo la figura agravada de los delitos contra el honor. Dice el art. “La calumnia o falsa imputación a una persona física determinada de la comisión de un delito concreto y circunstanciado que dé lugar a la acción pública, será reprimida con multa de ….a ….En ningún caso configurarán delito de calumnia las expresiones referidas a asuntos de interés público o las que no sean asertivas.” La diferencia sería que en la injuria estoy desacreditando a alguien, en la calumnia estoy afirmando que esa persona ha cometido un delito de acción pública.

    3) CyberBullying, es el maltrato psicológico u hostigamiento producido entre iguales de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado y  utilizando las redes sociales, mails, mensajes de texto o whatsapp,  a través de comentarios o fotografías.  Es también muy frecuente la creación de páginas o grupos destinados a agredir, burlar o denunciar algún aspecto íntimo de la víctima. El objetivo es en general amenazarlos, intimidarlos o  marginarlos o divertirse a costa suya.

   4) El Grooming, se caracteriza porque el adulto establece una relación con el menor con el fin de ejercer un control emocional sobre este, ganar su confianza para intercambiar “secretos” que luego servirán para chantajear al menor, con el fin de preparar el terreno para el abuso sexual.

  5) Pishing, es una técnica que se basa en intentar engañar al usuario, normalmente mediante un correo electrónico, diciéndole que pulse en un determinado enlace, para validar sus claves por tal motivo o tal otro.


Hay muchos otros, pero menciono sólo estas a modo de ejemplo.

Todas estas acciones se caracterizan por dar lugar a efectuarse en forma anónima, y además, a que puede tener lugar las 24 hs del día, es decir, sin parar, lo cual es muy significativo por el impacto que puede generar en la víctima, ya que puede causar un daño psicológico muy grande, provocar problemas laborales o desacreditación profesional, e incluso llegar al suicidio.

Hay medidas que podemos tomar como por ej.  Solicitar la baja el perfil a la red social;  en el caso del Cyberbulling, informar al establecimiento educativo para que tome medidas; iniciar una medida autosatisfactiva para que cesen ciertos comportamientos, iniciar acción civil por daños y perjuicios, realizar denuncia penal y según el caso en particular, solicitar indemnización por daño moral.

La legislación argentina cuenta con una Ley específica sobre Delitos Informáticos que es la Ley 26.388 que regula los siguientes temas:
  1. Pornografía infantil por Internet u otros medios electrónicos (art. 128 CP),
  2. Violación, apoderamiento y desvío de comunicación electrónica (art. 153, párrafo 1º CP),
  3. Intercepción o captación de comunicaciones electrónicas o telecomunicaciones (art. 153, párrafo 2º CP),
  4. Acceso a un sistema o dato informático (artículo 153 bis CP),
  5. Publicación de una comunicación electrónica (artículo 155 CP),
  6. Acceso a un banco de datos personales (artículo 157 bis, párrafo 1º CP),
  7. Revelación de información registrada en un banco de datos personales (artículo 157 bis, párrafo 2º CP),
  8. Inserción de datos falsos en un archivo de datos personales (artículo 157 bis, párrafo 2º CP; anteriormente regulado en el artículo 117 bis, párrafo 1º, incorporado por la Ley de Hábeas Data),  
  9. Fraude informático (artículo 173, inciso 16 CP),
  10. Daño o sabotaje informático (artículo 183 y 184, incisos 5º y 6º CP).


La Ley 11.723 sobre Propiedad Intelectual y la Ley 26904 sobre Grooming o Ciberacoso a Menores de Edad, entre otras. 

Es decir la normativa está, podría mejorarse, pero la tenemos, es por ello que ante este tipo de delito, hay que denunciar e iniciar las acciones legales correspondientes.

En el fallo “BARTOMIOLI, JORGE ALBERTO c/ FACEBOOK INC. S/ MEDIDA AUTOSATISFACTIVA”, Expte N° 1385/09 un menor durante un partido de futbol fue filmado llorando, video que se distribuyó por Facebook y fue motivo de burlas, insultos, agresiones y humillaciones constantes a partir de entonces.  Allí se ordenó “la inmediata eliminación de los sitios individualizados con precisión en la demanda, (…), debiendo asimismo la empresa demandada abstenerse en el futuro de habilitar el uso de enlaces, blogs, foros, grupos, sitios de fans, o cualquier otro espacio web de FACEBOOK.COM en los que injurie, ofenda, agreda, vulnere, menoscabe o afecte de cualquier manera, el nombre, el honor, la imagen, la intimidad y/o la integridad del menor XXX”.

En el fallo Miguel Bonasso sobre amenazas a través de correos electrónicos el Tribunal en segunda instancia dijo “El artículo 149 bis antes citado establece prisión de seis meses a dos años para “el que hiciere uso de amenazas para alarmar o amedrentar a una o más personas”. Es decir, sanciona a aquel que da a entender con actos o palabras que se quiere hacer un mal a otro con el fin de producir en la víctima miedo o intranquilidad de espíritu (ver Buompadre, Jorge; “Curso de derecho penal. Parte especial”, Plus Ultra, Buenos Aires, 1997, pág 132). Esta figura protege la libertad psíquica que “encuentra su expresión en la intangibilidad de las determinaciones de la persona” (Creus, Carlos, “Derecho Penal. Parte Especial”, 4° ed., Astrea, Buenos Aires, 1993, pág. 328). Soler también sigue esta posición teniendo en consideración que esa libertad significa el derecho que tienen las personas a la tranquilidad de espíritu y a su posibilidad de poder desenvolverse de acuerdo a su libre voluntad, sin ningún tipo de condicionamientos o temores (Soler, Sebastián, “Derecho Penal Argentino -Tomo IV”, Tipográfica Editora Argentina, Buenos Aires, 1973, pág 73 y 74). Desde esta óptica, no hay dudas que la amenaza es un delito contra la libertad. En cuanto a las características de las amenazas, para configurar este delito el mal anunciado debe ser concreto, determinado -por lo menos aproximadamente- grave y serio, y que la producción de ese perjuicio debe depender de la acción del sujeto amenazador, por lo menos aproximadamente (Molinario, Alfredo J. y Aguirre Obarrio, Eduardo; “Los Delitos-Tomo II”, Tipográfica Editora Argentina, Buenos Aires, 1996, pág. 28 y 29). Pero no basta que se anuncie un mal futuro de esas características sino que se tenga la finalidad de alarmar o amedrentar a quien lo recibe. Por lo tanto no deben analizarse sólo las expresiones amenazantes en abstracto, sino que la gravedad del mal anunciado y su adecuación para intimidar tienen que relacionarse con la persona del amenazado, del amenazante y con las circunstancias que lo rodean (ver también, Donna, Edgardo A., “Derecho Penal. Parte Especial. Tomo II-A”, Rubinzal Culzoni Editores, Buenos Aires, 2001, págs. 247 y 250 y sus citas).”

Lea estas tres notas de casos reales ocurridos en nuestro país:

A continuación les brindo un listado de lugares donde realizar las denuncias:

Pornografía infantil por Internet u otros medios electrónicos -Daño o sabotaje informático
Av. Paseo Colón 1333 (C.A.B.A.)
Tel: (011) 5299 4400
0800-33-347225
Email: denuncias@jusbaires.gov.ar
Web sobre Denuncias: http://www.fiscalias.gob.ar/denuncia-24hs/
Web: http://delitosinformaticos.fiscalias.gob.ar/


División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina
Cavia 3350 1° C.A.B.A.
Tel. (011) 4800-1120/4370-5899
Email: delitostecnologicos@policiafederal.gov.ar / analisis_criminal@policiafederal.gov.ar
Web: www.policiafederal.gov.ar

Áreas Especiales  de Investigaciones de Telemáticos de la Policía Metropolitana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Av. Reg. Patricios 1142 2º C.A.B.A.
Tel.(011) 4323-8900 Int.4008/4009
Email: telematicas_pm@buenosaires.gob.ar
Twitter: https://twitter.com/Inv_Telematicas

Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racisco (INADI), Dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
Moreno 750 1er. piso (C.A.B.A.)
Conmutador: (011) 4340-9400
Asistencia gratuita las 24 horas: 0800 999 2345
Email: 0800@inadi.gob.ar  o plataforma@inadi.gob.ar
Web: www.inadi.gob.ar
Plataforma por una Internet Libre de Discriminación 


Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (D.N.P.D.P.).
Sarmiento 1118 5° (C.A.B.A.)
Tel.(011) 5300-4000, int 76724
Email: denuncias_pdp@jus.gov.ar 
Web: www.jus.gov.ar/datospersonales

La idea de esta entrada es simplemente una introducción al tema y brindar un mínimo de orientación para que sepa usted qué hacer y dónde denunciar. Más adelante ahondaré más sobre alguno de estos temas que son alarmantes y pueden perjudicar mucho a nuestros seres queridos.
Si desea que escriba sobre algún tema específico puede indicarlo a través de los comentarios o suscribiéndose al newsletter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario