domingo, 25 de octubre de 2015

Argentina regula el uso de los DRONES

El futuro parece llegar lentamente pero llega, no es como lo imaginabamos, sin embargo hay que tomar ciertos recaudos.
En este post, voy a comentar un poco sobre la utilidad de los drones para luego explicar un poco la Regulación Jurídica en Argentina, Responsabilidad que acarrea y por último la Inscripción y Matriculación de las VANT;  temas no menores a la hora de decidir adquirir una de estas novedades tecnológicas.

Conocidos como Drones, también son denominados UAS (Unmanned Aircraft Systems) en EEUU, RPAS (Remotely Piloted Aircraft System)  por ej. , en España y VANT en Argentina.
La palabra “dron” proviene la palabra inglesa “dran” que significa abeja o zángano y se los asemeja por el sonido que producen los drones muy similar al zumbido de las abejas  o zánganos.

Utilidades

Nos referimos en este artículo en particular a los drones civiles, no a los de uso militar. Los civiles (no por ello, menos atractivos)  poseen variados y múltiples usos dado que tienen beneficios muy importantes, son muy económicos y utilizan mucho menos combustible, en comparación con la tecnología que se venía utilizando. Comentaré brevemente algunos de los usos.

Conservacionismo, esto es supervisar el cuidado y preservación de la flora y fauna.
Google y Greenpace son algunas de las empresas que suelen emprender financiaciones por estas causas.   
Este un video filmado por drones con esta función y muy digno de ver.



Drones de Salvataje, que son para realizar vuelos de reconocimiento, coordinación de equipos de rescate y llevar alimentos o bienes básicos. 
En Argentina médicos e ingenieros en conjunto diseñaron un modelo de dron para transportar elementos médicos como un botiquín de primeros auxilios o una cámara de gas.  También puede transportar un desfibrilador, que es un aparato que diagnostica y previene un parocardíaco.
Para mayor información véase la nota del periódico La Nación


Drones para entretenimiento, realizan saltos, giros, piruetas y son inmunes a los obstáculos, por ej. , el GINBAL.  Drones para sacar fotografías y selfies  (“dronies”) por ej. El AIRDOG. La marca FENDI los utilizó para desfilar prendas de vestir. Hay drones gourmet, por ej. El sushi-drone, vendría a ser un camarero volador. Otros se utilizan para eventos deportivos como la acrobacia de alto riesgo. Drones agrícolas para fumigar, fertilizar y la teledección aérea agrícola.
Perú,  los utilizó por primera vez para la arqueología, dado que hay zonas muy frágiles que no se pueden explorar por el hombre, se utilizaron los drones para llegar a estos lugares y evitar así su deterioro y destrucción.

Regulación Normativa

En el ámbito internacional la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) en virtud del desarrollo técnico y científico alrededor de la creación de los vehículos aéreos no tripulados ha solicitado a los Estados la colaboración para la elaboración de políticas a través de dos documentos: la Circular 328 AN/190 —Sistemas de aeronaves no tripuladas (UAS)— y el Documento 10019 AN/507.
Es así que la Argentina comienza a regular este tema a través del Reglamento Provisional de los Vehículos Aéreos no Tripulados, Disposición 527/15 emanada del ANAC y que entrará en vigencia a partir del  7/11/2015.
El Reglamento es Provisional porque aún la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) no ha dictado normas ni métodos recomendados a los que la Argentina debería alinear su normativa a fin de colaborar a lograr el más alto grado de uniformidad posible, en virtud al compromiso asumido como Estado contratante del Convenio de Aviación Civil Internacional (Chicago, 1944).
Regula las VANT (Vehículo aéreo no tripulado) que poseen una tripulación no a bordo o “tripulación remota”, formada por el que maneja o dirige el dron y uno o varios observadores. Al dron se lo debe visualizar todo el tiempo, no se lo puede perder de vista.
Los siguientes son algunos conceptos que explica el Reglamento a fin de interpretar correctamente el mismo:
“Espacio aéreo segregado” es un área definida para determinado uso y para determinado usuario.
“Explotador” es aquel que lo inscribe.
“Operador” es el piloto.

Requisitos para ser tripulante remoto:

Ser mayor de 18 años; haber aprobado los exámenes de conocimiento de la normativa aeronáutica y de pericia en el manejo del VANT y acreditar aptitud física (con un certificado emitido por cualquier hospital público). Los mayores de 16 años podrán integrar la tripulación remota si durante toda la operación se encuentran acompañados de un adulto que será responsable por los actos y omisiones del operador.

Para su regulación se los clasifica con criterios técnicos, según el peso de los mismos

a) Pequeños: Menos de 10 kg
b) Medianos: entre 10 y 150 kg
c) Grandes: más de 150 kg

Todos deben ser registrados excepto aquellos que sean de menos de 10 kg, y para uso deportivo o entretenimiento, y que no superen el vuelo de 10 metros y una distancia de 30 metros-radio de personas y cosas ajenas a la tripulación remota (pero si debe la tripulación rendir los exámenes reglamentarios).
No se considera uso deportivo ni recreativo la fotografía, filmación u observación no consentida de terceros o de sus bienes o pertenencias ni la realización de actividades semejantes al trabajo aéreo (aún sin fines de lucro).

Para operar un VANT con fines comerciales o semejantes al trabajo aéreo, además de obtener autorización como operador (aprobando los exámenes de conocimiento de la normativa aeronáutica y de pericia en el manejo del VANT y acreditando aptitud física deberá contar con un Manual de Operaciones, un sistema de Gestión de Riesgos y una cobertura de riesgos por un monto no inferior a los 2.000 argentinos oro que hoy está cotizado casi en 5 millones de pesos,  para VANT de hasta 1.000 kg.
El límite máximo de altura de vuelo es de 122 metros.
Solo se pueden operar de día, salvo autorización del ANAC para horario nocturno.
Solo en el espacio aéreo segregado y con buenas condiciones meteorológicas.
No se permite el uso para acrobacias, salvo autorización del ANAC.
En cada oportunidad que se pretenda operar un VANT se debe solicitar autorización a través del CAD, en la página web del ANAC.
Para todas las autorizaciones se estima un tiempo de demora de 48 a 72 hs hábiles.

Responsabilidad por Daños

Es discutible que tipo de responsabilidad se le debe aplicar, el Reglamento en su art. 26 opta por aplicarle la Responsabilidad del Código Civil y Comercial de la Nación (art. 1757: “Hecho de las cosas y actividades riesgosas. Toda persona responde por el daño causado por el riesgo o vicio de las cosas, o de las actividades que sean riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por los medios empleados o por las circunstancias de su realización.
La responsabilidad es objetiva. No son eximentes la autorización administrativa para el uso de la cosa o la realización de la actividad, ni el cumplimiento de las técnicas de prevención.”)
El explotador debe responder por los daños que cause el VANT que inscribió.
Los explotadores, operadores y reparadores de VANT se encuentran alcanzados por el régimen de faltas aeronáuticas (Decreto n° 2352/1983).
El régimen de faltas aeronáuticas para el caso de infracciones al Reglamento prevé como sanción multa e inhabilitación temporaria de carácter preventivo.
En realidad si calificamos a los drones como aeronaves debería aplicarse el Código Aeronáutico (Ley 17.285) y de hecho de una breve lectura del Código, tranquilamente se pueden encuadrar en él. Aunque también resultaría insuficiente.
Una de las críticas que podría efectuarse es que se está dejando de lado otras responsabilidades que también podrían aplicarse:
¿Qué pasa con el fabricante? ¿Garantía? ¿La responsabilidad Penal, art. 183 CP?

Administración Nacional de Aviación Civil-ANAC

Matriculación e Inscripción de las VANT

Para el otorgamiento de la matrícula nacional se utilizarán las siglas LV-LQ
Para el otorgamiento de la marca de certificación la sigla VNT
Se debe presentar el título de adquisición de propiedad, declaración jurada, datos del solicitante, y el pago del arancel.
En general el trámite cumple con las exigencias del Anexo 7 del Convenio de Chicago.
ANAC tiene pensado a futuro aplicar ciertos programas para la calidad de la gestión tales como: CAD (Casillero Aeronáutico Digital, se utiliza para registrarse en la página del ANAC  y a partir de allí se podrán realizar los trámites), ISO 9000 (es un estándar de calidad), Medidas de Seguridad Documental (por ej. El papel moneda) y Carta Compromiso.
El trámite se puede hacer en forma personal, por apoderado o autorizado.
Actualmente el valor sería de $200, pero está programado que los valores sean según la categoría de VANT, $500, $1000 y $1500.
Recordamos nuevamente que el Reglamento comenzará a regir a partir del 7/11/2015.
Dejo el link de la página del ANAC: http://www.anac.gov.ar/

Reflexión

Quedan muchos temas a resolver, aparte del sistema de Responsabilidad, el cual comenté más arriba, hay muchos otros:
Seguros: La realidad es que Argentina no posee empresas de seguros preparadas para asegurar esto porque falta información legal, técnica y siniestral.
Hace falta formación para ser tripulante, por ende ¿Habrá que crear academias de vuelo para VANT?
Por otra parte sería procedente: la locación de drones? La cesión? Donación? Podría ofrecerse como garantía, dado que hablamos de un bien mueble registrable? Y muchas figuras y contratos más que debemos empezar a vislumbrar a raíz de este nuevo desarrollo tecnológico.

Traté de no extenderme demasiado pero el tema da para mucho, si hay dudas, críticas o comentarios, por favor hagalos y lo invito a compartir este post en sus redes sociales.

Si desea matricular e inscribir su VANT, ingrese al siguiente link y complete el formulario:
 Estudio Jurídico Britez Duarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario